Gastronomía japonesa 

El verano japonés más refrescante

Gastronomía japonesa 

El  verano japonés más refrescante

Es por todos conocido que la vida de los japoneses se rige por el ritmo de las cuatro estaciones. Y la comida, como elemento cultural de importancia, naturalmente también se adapta a ese ritmo. Es por ello que en verano, cuando el calor y la humedad aprietan con fuerza, los japoneses intentan refrescarse todo lo que pueden, decantándose por comidas y bebidas más frías. En los festivales de verano, por ejemplo, el kakigori es el rey. Es común ver a miles de japoneses disfrutando del hielo raspado con siropes de sabores mientras pasean en yukata o disfrutan de los fuegos artificiales. Pero también es común comer fideos soba fríos. Quizás acompañándolos de un mugicha, un té frío de cebada. O quizás también tomando un cóctel de sake o shochu, o hasta una limonada de yuzu en una terraza sobre el río, ¡más refrescante imposible! A continuación te contamos cinco detalles sobre el verano en Japón. Y también destacamos cinco lugares en Tokio para disfrutar del verano japonés que aparecen en la serie de Netflix Kantaro, un empleado goloso… Disfruta de la serie mientras tomas algo en Panda Patisserie, ¡y siéntete como en Japón!

El verano japonés

Resumido en 5 detalles

1

El canto
de las
cigarras

Llamadas semi, las cigarras son la auténtica banda sonora del verano japonés. Existen decenas de variedades diferentes y son tan prominentes en Japón en verano que muchos japoneses saben diferenciarlas sólo por su canto como el famoso min, min, min, min…

2

Los
festivales
Matsuri

Si las cigarras son la banda sonora del verano japonés, los matsuri son el alma. En verano, los japoneses disfrutan de sus festivales, como en España lo hacemos de nuestras fiestas de pueblo o fiestas mayores. Desfiles de carrozas, bailes regionales, puestos de comida y puestos de juegos para niños transforman las calles.

3

El
monte
Fuji

Julio y agosto son los dos únicos meses en los que los caminos de acceso a la cima del monte Fuji están abiertos a los senderistas. Es por ello que durante estos dos meses de verano decenas de senderistas suben de noche por los distintos caminos de esta sagrada montaña para ver el amanecer desde la cima. Donde el tiempo casi parece detenerse.

4

Los
fuegos
artificiales

Las “flores de fuego” (traducción literal de hanabi, fuegos artificiales) inundan los cielos del verano japonés en espectáculos de casi dos horas de duración que reúnen a miles de japoneses. Ponerse un yukata y sentarse en las márgenes del río para comer comida callejera mientras disfrutas de los fuegos es todo un must del verano.

5

Las
campanillas
Furin

Cuando el calor comienza a apretar, los japoneses cuelgan unas campanillas de viento llamadas furin en ventanas, terrazas y jardines. Hechas de cristal, cerámica o metal, estas campanillas suenan cuando pasa una brisita de aire, por lo que, para un japonés, simplemente su sonido alivia de alguna forma el húmedo calor del verano.

Tokio en verano

5 productos, 5 recomendaciones

1 Hielo

Kakigori

En nuestra primera parada de este tour gastronómico por Tokio, siéntete como Kantaro, el empleado goloso de Netflix y disfruta de un delicioso kakigori en Kooriya Peace. Situado en el barrio de Kichijoji, muy cerquita del parque Inokashira y del Museo Ghibli, este local, especializado en kakigori, sienta tan sólo a 8 comensales. Y lo localizarás fácilmente porque siempre hay cola, ¡hasta en invierno! Pero lo cierto es que no nos extraña: el hielo raspado de Kooriya Peace no sólo se funde en la boca, sino que además tienen todo tipo de toppings, elaboraciones estacionales y deliciosos siropes artesanales como el de Yuzu. Aunque repitas, tu visita nunca será igual.

No podremos llevarte el kakigori a casa, pero sí que podrás disfrutar de un helado japonés con un sencillo truco: llévate a casa nuestras cajas de mochi y cuando te lleguen mételas en el congelador ¡Nuestros mochi están deliciosos también congelados!

Producto destacado

Panda Patisserie Premium Mochi
18,50 €

(45,90 € /Kg - Tarro 340g)

2 Tés Fríos

Iced Matcha Latte

Para la segunda parada de este tour gastronómico por Tokio, te proponemos algo que combina muy bien con nuestro Iced Matcha Latte veraniego: las tortitas de la cafetería Tengoku del barrio de Asakusa. Hay muchísimo que ver y hacer en Asakusa. Y mucho más que comer, porque el barrio está lleno de puestos callejeros y pequeños stands con todo tipo de dulces. Pero siguiendo a nuestro empleado goloso favorito, hoy te llevamos hasta esta pequeña cafetería tradicional. En este caso, no se trata de tortitas esponjosas como las Fluffy Pancakes de Panda Patisserie. Son unas tortitas más finas que las fluffy, con un exterior crujiente y un interior más denso y lleno de sabor. En la cafetería Tengoku las sirven al estilo tradicional con un poquito de sirope de arce y un trocito de mantequilla con sal, para rebajar el dulzor de toda la mezcla.

Para combatir el calor de las tardes de verano no hay nada como un buen Iced Matcha Latte. Prepáralo en casa con nuestro Té Matcha de Uji sirviéndolo en una taza con hielo, tu leche favorita y una porción de nuestra esponjosa cotton cheesecake.

Producto destacado

Panda Tea Adventure
9,95 €
Fuera de stock

()

3 Cócteles

De Sake o Sochu y Té verde

Si conoces el chu-hai (shochu y agua carbonatada de sabores), quizás no te sorprenda una de las nuevas modas de la coctelería japonesa: el ryokucha-hai: la mezcla de shochu con té verde. Y qué mejor que un mamekan tradicional para acompañar a un novedoso cóctel. Nuestro querido Kantaro disfruta de un delicioso mamekan en Irie, una pastelería tradicional en el barrio de Monzen-Nakacho, al este de Tokio. El mamekan se prepara con pequeños cubitos de gelatina de agar acompañados de habas mame o judías rojas azuki. La mezcla se sirve con un poquito de kuromitsu, un jarabe dulzón de color negro. Y es uno de los sabores más tradicionales de los dulces japoneses. Sin duda, jugar con cócteles de sake o shochu para acompañar a dulces tradicionales es darle una vuelta a esa frase tan manida sobre Japón, cuna de la “tradición y la modernidad”.
 
Refréscate creando tus propios cócteles de té y sake. Escoge tus favoritos de nuestra selección y juega a reinterpretar los cócteles clásicos cambiando la parte alcohólica por sake. Te garantizamos que funciona maravillosamente bien, es por eso que en Japón es tendencia.

Producto destacado

Panda Patisserie Sake Selection
50,00 €
Últimas unidades en stock

()

4 Frutas de verano

Mochi de fruta de la pasión

En verano, Japón se inunda de productos de edición limitada con sabores de frutas estacionales o frutas tropicales. Y en Panda Patisserie no nos quedamos atrás y presentamos justamente nuestro nuevo mochi de fruta de la pasión, una edición limitada que solo podréis conseguir este verano en caja de cinco unidades. Si seguimos los pasos de nuestro empleado goloso favorito, disfrutaremos de frutas de verano en multitud de lugares. Desde cafeterías internacionales (como la cadena de cafeterías más famosa de Seattle, que ha sacado una bebida fría de melón para este verano 2022) a cafeterías clásicas como Kajitsuen Riiberu en Shinjuku, donde Kantaro disfruta de un espectacular parfait de frutas. Y si te atreves, dale un twist a las frutas de verano y prueba los sándwiches de frutas de The Tokyo Fruits. Sí, has leído bien: sándwiches de frutas. ¡Más refrescante, imposible!

Producto destacado

Panda Patisserie Premium Mochi
18,50 €
Fuera de stock

()

5 Limonadas

Limonadas de Yuzu

Las limonadas de yuzu son camaleónicas: calientes, son ideales para hacer frente al frío invierno japonés y a los posibles resfriados. Y frías, no sólo nos refrescan, sino que también nos alivian la sed del caluroso verano. Y de todos los dulces que Kantaro prueba en su serie de Netflix, nos quedamos con el anmitsu para acompañar a la limonada de yuzu. Y específicamente con el anmitsu de Hatsune, una confitería tradicional en el barrio de Ningyocho. Ningyocho es conocido por sus pastelerías y confiterías tradicionales, así que no es de extrañar que Kantaro se detenga aquí justamente para probar uno de los dulces más tradicionales de Japón. El anmitsu es una mezcla de pequeños cubos de gelatina de agar, con pasta de judías rojas dulces y una llamativa variedad de frutas a lo que se añade un poquito de kuromitsu.

Acompaña tus días de verano haciendo tu propia limonada japonesa. Prepara una jarra llena de hielo y agua, añade nuestro sirope de yuzu y ajusta el punto de dulzor y de acidez añadiendo más o menos azúcar/edulcorante o zumo de limón correspondientemente.

Producto destacado

Panda Patisserie Spread the Love
4,95 €
Fuera de stock

()

Encima
Menú
Cerrar
Carro
Cerrar
atrás
Cuenta
Cerrar